BIENVENIDOS A LA PAGINA DE LA IGLESIA DE CRISTO MINISTERIOS LLAMADA FINAL DE TABASCO


EL PROPOSITO

REALIZADO POR EL PASTOR RAFAEL GOMEZ LIMA
Usted quizás muchas veces se ha preguntado, ¿Quiénes somos?, ¿para que nacimos?, ¿verdaderamente somos un accidente cósmico?, ¿descendemos del mono?, ¿existe Dios? Son preguntas comunes de acuerdo a la época en que vivimos y que en algunos casos quedan sin respuesta y causan cierta angustia pues se relacionan con nuestro existir. No pretendiendo introducir ninguna doctrina si no poder presentar lo que el libro de todos los libros dice con respecto a nosotros (La Biblia). Primero, la Biblia dice que Dios es el creador de todas las cosas, y lo declara desde el primer versículo.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra (Génesis 1:1)



Dios es el creador de todo, el creo el cielo, los planetas, las estrellas, la tierra, las cosas que en la tierra hay, todo fue creado por Dios, aun las cosas que no se ven, como el viento y los seres angelicales. Segundo, la Biblia dice que el hombre fue hecho por Dios a su imagen y semejanza.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Génesis 1:27)



Fuimos hechos semejantes al creador, tenemos semejanza a el, somos seres creados con creatividad, y aunque no somos creadores, si somos creativos. Pensamos y razonamos, semejantes a Dios, y maravillosamente se ha crecido científicamente en todo menos en el conocimiento de Dios. Y aun cuando se ha descubierto la materia quántica, la descomposición del átomo y como consecuencia la liberación de la energía atómica. Aun cuando se ha desarrollado la industria asombrosamente en todos los niveles. El inusitado crecimiento de la informática, y todos los adelantos en la medicina y la investigación con respecto a la ingeniería genética, han llevado al hombre a tremendos logros en todos los ámbitos, pero, seguimos con la expectativa de que si realmente existe Dios.

Ahora bien

el razonamiento humano lucha contra la ideología divina. Es común querer encontrar una explicación lógica a lo que conlleva a la fe. La ciencia no admite nada si no es comprobable, y de hecho miles de sanidades de cáncer, sida, hepatitis, tumores, parálisis, cegueras, sorderas, y de todo tipos de enfermedades que sin explicación científica sanan con oración, los médicos solo atinan a callar y omitir sus juicios debido a que no se puede comprobar nada, y ahí es donde esta lo lindo, en que es por fe y no por vista como la misma Biblia lo afirma.

Porque por fe andamos, no por vista (2ª Corintios 5:7)



Pero la fe, va en contra del razonamiento humano, el intelecto se opone a recibir de Dios. Y es mas nos separa de Dios pues lo que para el hombre espiritual es poder, para el hombre natural es locura. Los que no tienen fe, se pierden por cuanto no pueden agradar a Dios, por la incredulidad. Y para los que no tienen fe es una locura hablar de Jesucristo, y queriéndose creer muy doctos se están haciendo necios y en su falsa sabiduría que no es otra cosa que necedad se hallan luchando en contra de Dios.

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. (1ª Corintios 1:18-25)



Ahora bien, Mi oración a Dios es porque tu que en este momento que lees este documento Dios abra tu entendimiento, para que este a su vez te permita abrir tu corazón para que lo que lees toque tu corazón y recibas del Espíritu de Dios, para que te llene de fe y lo duro del corazón sea quebrantado y puedas percibir y entender el mensaje de Dios para tu vida.

Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente (1ª Corintios 2:11-14)



Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan (Hebreos 11:6)



Bien ¿Qué dice la Biblia acerca de la existencia de Dios?

porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, (Romanos 1:19-22)



Fíjense bien, encontrar la prueba de la existencia de Dios es lo mas fácil, pues solo basta con voltear a ver la creación, pues pensar como la ciencia supone, en una explosión cósmica o un accidente cósmico en el cual se formo todo, seria algo tonto, pues la creación tiene inteligencia propia para que sea perfecta casi como lo perfecto que es el creador. Te has puesto a pensar si no fuera así y que cada cosa creada actuara como se le diera la gana imagina los planetas chocarían, las estrellas también y todo seria un caos. Pero en lugar de eso hay una perfecta armonía en todo que solo puede ser previsto por un ser superior. Mira imagina que la tierra de repente deja de girar a la velocidad con que lo hace y repentinamente disminuye a una tercera parte de su velocidad normal, luego aumente a tres veces mas de lo normal, ¿Cuántas catástrofes habría? Pero no sucede así porque hay leyes dadas por Dios y por eso el, mismo lanza una pregunta en el libro de Job.

¿Podrás tú atar los lazos de las Pléyades, O desatarás las ligaduras de Orión? ¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos, O guiarás a la Osa Mayor con sus hijos? ¿Supiste tú las ordenanzas de los cielos? ¿Dispondrás tú de su potestad en la tierra? (Job 38:31-33)



El hombre no conoce ni entiende de donde sale tanta energía para sostener en orbita los astros, la tierra y todo el cosmos. Pero es Dios quien sostiene todo y quien da esa energía. Y por eso los científicos se vuelven locos buscando explicación a todo esto y no la encuentran y terminan reconociendo que hay algo muy superior que sostiene todo. Y los necios dicen "no hay Dios".

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. ¿No tienen discernimiento todos los que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Jehová no invocan? (Salmo 14:1-4)



Los científicos insisten en negar la existencia de Dios, la gente del mundo aunque dicen creer en Dios lo hace a su manera, creen pero no quieren saber de Dios ni de su voluntad. Y contienden con los que conocen de Dios, alegan y escudan su frialdad hacia Dios en pretextos y razonamientos evasivos para no dejarse alumbrar por el, porque la luz de Dios deja en descubierto nuestra vida pecaminosa.

Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. (Juan 3:19-20)

Pero contemplar a Dios y su grandeza y convencernos de su existencia es ver y meditar en su creación, los cielos, el universo, la tierra, el firmamento, ¿Quién soy? ¿Por qué Dios me hizo? ¿Para que me hizo?

Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. (Salmo 19:1)



Definitivamente la existencia de Dios no se puede negar.

Ahora el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios, y desde sus orígenes el hombre a tenido inclinación por adorar, de hecho el hombre fue hecho para adorar a Dios, pero como no ha conocido a Dios y tiene la programación genética de adorar. Se ha inclinado por adorar lo que el hombre piensa que es Dios. Los aztecas adoraron la serpiente emplumada, la luna el sol, y muchas deidades que tenían. Toda cultura formo sus propios dioses, y dieron culto a las figuras corruptibles en forma de cuadrúpedos, de aves, y de todo lo creado, ignorando el conocimiento de la revelación del creador. Y a esto se le llama idolatría, que es adorar lo que no es Dios, y la idolatría trajo por consecuencia mentes reprobadas que cometen inmundicias sexuales como la homosexualidad, pornografía y lascivias, de lo cual estamos atestados en la época que nos toca vivir. Y del hecho de la idolatría es que se derivan todo tipo de pecados que aunque a muchos nos gusta practicar, no deseamos que nuestros hijos practiquen porque queremos lo mejor para ellos, pero como somos practicantes de estos, no tenemos ni la autoridad moral ni espiritual para educar nuestros hijos fuera de los pecados que a continuación veremos y que si observamos bien son por ignorar acerca de Dios y no reconocerlo y como consecuencia efectuar practicas idolatras.

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican (Romanos 1:18-32)



Tremendo, el que vive sin Dios esta atrapado en todo esto.

No vale decir que no sabíamos, pues dice que somos inexcusables. Muchas veces nos escondemos en una religión, o creemos que con ir a una iglesia y arrodillarnos y persignarnos ya vamos a borrar nuestras faltas, pero no es así, ni podemos escondernos de Dios, mas bien tenemos que ser valientes y enfrentárnosle, es decir ser confrontados por el. A mi me interesa lo que el cura dice y lo que el pastor dice, pero me interesa mas lo que Dios dice, pero parece que la gente no le interesa, como que hay unas cortinas espirituales que los mantiene dormidos, o separados de la verdad, y aunque lo duden así es, miren lo que dice aquí:

Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo (2ª Corintios 4:1-6)



Es decir hay quien se interesa en que no les alumbre el evangelio de Jesús, hay quien quiere la perdición de la gente, hay quien quiere robarte la verdadera felicidad, hay quien quiere matar tu alma, hay quien quiere destruir toda tu vida y la de tu familia, pero déjame decirte que hay quien quiere que tengas vida y vida en abundancia.

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia (Juan 10:7-10)



¿Qué es tener vida en abundancia? Es vivir libre del pecado, dejar de ser esclavo del alcohol, de la droga, de la homosexualidad, que estés conciente del amor infinito de Jesús por ti. Esto se logra no por una religión si no por una transformación por medio de la palabra de Dios, pues cuando tu conoces de su palabra entras a un estado de despertar espiritual y comienzas a darte cuenta de que por el amor de Dios vale la pena vivir bajo su cobertura, que lo que el quiere es bendecirte, y que el pecado frena la bendición de Dios para tu vida, por eso es importante conocer de su palabra.

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres (Juan 8:31-36)



¿Como quiere Jesús libertarte? Por medio de su palabra, es decir la Biblia pues con esta, Dios se comunica con el hombre y le expresa su voluntad, y por eso Jesús dice así:

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí (Juan 5:39)



El te manda a escudriñar, es decir a buscar, a sumergirte en la Biblia, a entablar una relación con Dios por medio de la Biblia. Dios en diversas partes Bíblicas esta en contra de la ignorancia como lo vamos a ver a continuación.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti (Salmo 32:9)



En este texto Dios dice que nos llenemos de entendimiento, pues así la gente buscara de nosotros, y escuchara nuestros conocimientos pues el saber atrae, pero si somos ignorantes, la gente huira de nosotros, es decir no querrán estar a nuestro lado.

Veamos otro texto.

El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento (Isaías 1:3)



En este texto, Dios compara a su pueblo con el caballo y con el burro, y estos últimos salen ganando, pues dice que ellos conocen a su dueño y el pesebre de su dueño, pero Dios se queja de que su pueblo Israel no lo conoce. Como ven, ahora pregúntate ¿es importante conocer la Biblia? Pues si aun no estas convencido vamos a ver otro texto.

Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero hacer el bien no supieron (Jeremías 4:22)



Miren como Dios sigue reprochando a su pueblo necedad, y todo porque desconocen de el, y el desconocimiento de Dios conlleva a hacer el mal. Pero aun hay más, las consecuencias de la ignorancia son más terribles aun.

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos (Óseas 4:6)



Miren, en este pasaje hay tres terribles multas para los ignorantes, primero dice que el pueblo se destruye. ¿Por qué una iglesia llega a fracasar? Por ignorancia. Segunda multa, no quiere Dios que seas su ministro, su pastor, su diacono, su obispo, por ignorante te hecha del sacerdocio. Tercera y ultima multa, se olvidara de tus hijos, esto es maldición generacional. Y no dice que por falta de adoración, ni por falta de ayunos, ni por falta de oración, si no que es por falta de conocimiento. Es importante conocer la voluntad de Dios expresada en su palabra. Hay personas hoy día en las iglesias que oran mucho, que adoran mucho, pero se olvidan de conocer a Dios por medio de su palabra, y como oran mucho llegan a tener una experiencia con el Espíritu Santo y reciben el don de hablar en lenguas angelicales, pero esto es un don el cual no quiere decir que conocen de Dios y su palabra, tuvieron una experiencia con dios pero no lo conocen, es decir que no porque yo reciba una descarga eléctrica voy a ser un ingeniero electricista, no, solo tuve una experiencia con la electricidad, pero no conozco la electricidad, así muchos tienen una experiencia con Dios pero no conocen a Dios, deja que el se revele a tu vida por medio de su palaara. La Biblia es un lucero que alumbra tu caminar, y te guía por caminos de justicia.

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino (Salmo 119:105)



Has de la lectura de la palabra de Dios un habito que conlleve a una profunda relación con Dios y así puedas tener comunión con el, expresándote su voluntad y guiándote en tu diario vivir, haciéndote sabio para salvación de vida eterna. No por religión, mas bien por relación. El propósito para el cual fui creado.

Pensemos, si Dios el creador tiene la suficiente inteligencia para crear un cosmos tan maravilloso, no creerás que a nosotros nos hizo sin un propósito definido. Dios cuando te hizo a ti y a mí y a todos los seres humanos, los hizo con un propósito. ¿te has preguntado? ¿Para que estoy aquí en la tierra? ¿Cuál es mi propósito?

Porque todo, absolutamente todo, en el cielo y en la tierra, visible e invisible, todo comenzó en el y para los propósitos de el.

(Colosenses 1:16)



Como podemos ver en este texto, todas las obras de Dios tienen un propósito, veamos el nuestro.

Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo

(proverbios 16:4)



Todo lo que Dios ha hecho es para el mismo, es decir es de el, para el. Dios es creador y todo lo demás es creación, el creador es digno de recibir adoración, por el hecho de ser creador, pues es un merito inigualable, esto es justicia, no es justo adorar la creación, pero si es justo adorar al creador, cuando se adora a la creación se le llama pecado de idolatría, es adoración indebida, y cuando se adora a Dios es adoración sublime, porque el si es digno de adoración.

Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas (Apocalipsis 4:11)

Entonces nosotros fuimos hechos para adorar al creador, para vivir una vida de alabanza a Dios haciendo su preciosa voluntad. Por eso Dios quiere que tu le conozcas, Dios no quiere sacrificios tuyo, pero el si desea que le conozcas.

Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos (Óseas 6:6)



¿Qué es lo que debemos conocer? Que fuimos creados para su alabanza.

Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará (Isaías 43:21)



Como ven en este texto aparece juntas las dos explicaciones dadas, primero es que fuimos creados para el, y segundo que fuimos creados para su alabanza. Toda la Biblia es una preciosa revelación de la voluntad de Dios para con el hombre.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta (Romanos 12:1-2)



Una vida sin Cristo carece de propósito, y un propósito terrenal es finito, es decir tiene final, pero un propósito en Cristo es eterno, maravilloso, por eso Dios te invita para que pongas tu mirada y tu corazón en las cosas celestiales las cuales son eternas, aun cuando a veces pasamos por angustias, aflicciones, por angustias, y tribulaciones, pero nuestra esperanza esta puesta en el Salvador Jesucristo.

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida. Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros. Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios. Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas (2ª Corintios 4:7-18).







Copyright © 2008 by LLamada Final Tabasco
All Rights reserved
E-Mail: llamadafinaltabasco@live.com.mx